La frustración en TEA

A los niños/as, según la edad que tengan, les resulta muy difícil controlar su frustración. Que les digan que no a algo que ellos/as quieren, que no les salga bien algo que están haciendo, que tengan que posponer un juego que les apetecía mucho jugar en ese momento o que no puedan salir al parque porque está lloviendo… les produce un sentimiento de malestar que no entienden y no saben cómo canalizarlo y su manera de comunicarlo a los demás es a través de rabietas, enfados, romper algo, etc.

     Este comportamiento les ocurre a todos/as los/as niños/as. A cualquiera de nosotros/as también, porque todos hemos sido niños/as y no sabíamos cómo controlarnos hasta que nos enseñaron a saber canalizar la frustración y manejar nuestras emociones. Pero hay adultos que aún no saben. 

Si además de esta falta de control de la frustración, le añades la dificultad para entender el mundo que les rodea, que va demasiado rápido para ellos/as y que se les escapa de las manos todo lo que está pasando a su alrededor… tenemos un lío de sentimientos que no saben controlar. Eso es lo que le pasa a los/as niños/as con TEA.  

Cuando se produce una situación donde un/a niño/a TEA se frustra por cualquier motivo, nos podemos encontrar que ese niño/a se ponga agresivo/a contra nosotros/as o contra ellos/as mismos/as, que tire cosas, que rompa cosas, que diga cosas agresivas, etc. (aunque no siempre es así). No es algo intencionado, es que no saben controlarse porque no entienden qué les pasa.

¿Qué pasa con un/a niño/a TEA en esta situación? Pues que tienen mayor dificultad para entender qué están sintiendo. Por ello, es muy importante enseñarles a ponerle nombre a sus emociones, enseñarles educación emocional, que sepan canalizar sus sentimientos y aprender a manejarlos (tanto los positivos como los negativos). Y si se trabaja de manera constante, se consigue. Primero con profesionales que les enseñen a los padres cómo hacerlo, para que posteriormente,  sean los padres quienes lo hagan. Así de esa manera, cuando se enfrenten a una situación de frustración en el hijo/a, sepan cómo controlarla.

Fotógrafia: www.centrotadi.com

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>