Intolerancia a la frustración en los/as niños/as

Muchas veces nos encontramos con niños/as que siempre consiguen lo que quieren y que cuando sus padres les dicen “no”, pueden tener una rabieta durante horas hasta conseguir lo que se habían propuesto. Este tipo de comportamiento se debe parar a tiempo, ya que conforme el niño/a se vaya haciendo mayor, esta conducta empeorará.

Pero es muy frecuente que los padres por no escucharles, acaben cediendo a sus caprichos. Y este comportamiento es comprensible cuando un/a niño/a lleva horas llorando o portándose mal y los padres ya están desesperados y lo único que desean es que se callen.

Sin embargo, como he comentado antes, se debe extinguir esta conducta cuanto antes. Para ello, daré a continuación unas pautas muy útiles:

  1. Si la situación de intolerancia a la frustración se da en una situación de juego y se enfada porque no gana, no debemos dejarle que gane siempre. Ya que cuando sea mayor, creerá que las cosas deberán ser cuándo y como él/ella diga.
  2. Pero, por otro lado, de vez en cuando, si el juego es difícil para ella o él y siempre pierde, es bueno que le dejemos ganar para aumentar su autoestima, y que sepa que también puede ganar si se lo propone.
  3. Si su comportamiento cuando no consigue algo (ya sea en una actividad lúdica o en cualquier otra situación) es de tener un berrinche, enfadarse, pegar, tirar cosas… una reacción desmedida, lo ignoraremos. Es normal que a veces, los/as niños/as se enfaden o lloren cuando pierden o no consiguen algo, y eso lo podemos tolerar. Pero cuando su reacción es desmedida, debemos extinguirla.
  4. Cuando se sienta mal, dejadle que exprese su tristeza o frustración y que os cuente porqué se siente así. Dadle alternativas.
  5. Es muy importante, premiarle mientras hace algo, en el proceso, no sólo con el resultado. De esta manera, él o ella comprenderá que no sólo el resultado es bueno cuando es positivo.
  6. No dejadle que haga siempre lo que quiera. Si no acepta una norma que vosotros/as le habéis impuesto, no cedáis. Intentad llegar a un acuerdo en el que haya un equilibrio en el que todos/as salgan ganando.

Estas pautas son importantes para aplicarlas en las diversas situaciones en las que los/as niños/as pueden demostrar su intolerancia a la frustración. Y sobre todo, extinguir esa mala conducta de vuestros/as hijos/as cuanto antes.

 

Más información: www.psicoglobalia.com

Fotografía: www.eldiario.net

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>