El cambio de colegio en un/a niño/a con TDAH

Cambiar de colegio siempre supone, para cualquier niño o niña, un proceso en ocasiones complicado. Significa cambiar de contexto, conocer niños/as nuevos/as con los que empezar una amistad desde cero, conocer a profesores/as nuevos/as y adaptarte a su método de enseñanza y en general, habituarte a una nueva rutina. Si además, a quien le pasa es a un niño o niña con TDAH, todos estos procesos se hacen más complejos.

Ya sea porque pasan al instituto o por decisión de los propios padres, muchos niños/as se encuentran con estas situaciones y deben enfrentarse a ellas. La adaptación les cuesta muy poco, pero hay niños/as que lo ven como un problema.

tdah

¿Cómo ayudar a un/a niño/a con TDAH a que cambiar de colegio sea un proceso más fácil? Cuando se decide que el/la niño/a vaya a un nuevo centro escolar,  habrá dos cosas que cambiarán: nuevas rutinas tanto en el colegio como en casa y nuevas relaciones con compañeros/as y profesores/as.

Por ello, lo principal que hay que hacer es prepararles para el cambio de horarios y rutina y los nuevos profesores. Pueden aparecer algunas complicaciones como que los nuevos docentes no comprendan el TDAH, al ser el/la nuevo/a se pueda sentir excluido/a de un grupo o aparezca discriminación por parte de algunos/as alumnos/as. Son situaciones con las que se puede encontrar. Por ello, es esencial el apoyo de los padres ante estas situaciones.

Para establecer nuevas amistades, ya que el niño/a con TDAH tiene dificultades para las relaciones sociales, los padres deben animar a su hijo/a a conocer gente nueva y sin que ellos dejen de estar al tanto por si se produce alguna situación de discriminación. Además, los padres deberán hablar con el nuevo profesorado, que podrá también intervenir en la integración en el grupo. Muy recomendable sería que el/la tutor/a crease un “paquete de bienvenida” que esté compuesto por una descripción del colegio, describir los nuevos horarios, incluir contenidos realizados por otros alumnos…

Siempre para cualquier niño/a, cambiar de centro de estudios puede suponer un problema. Si además, a esto le sumamos, que se trata de un/a niño/a con carencias para las relaciones sociales y problemas para cambiar de rutinas, el problema se agrava aún más. Por ello, hay que estar muy pendiente de cómo se siente nuestro/a hijo/a cuando se produce una situación de este tipo y ayudarles a afrontarla y resolverla de la mejor manera posible.

 

Más información: “Mejora en la educación y las capacidades de estudio”.

Fotografía: www.enfamilia.aeped.es

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>