Criterios para diagnosticar las dificultades en matemáticas

Las DAM (dificultades en el aprendizaje de las matemáticas) están definidas como “un trastorno parcial de la capacidad para manejar símbolos aritméticos y hacer cálculos matemáticos”.

Existen dos manuales para diagnosticarlas, que son el CIE-10 y el DSM-IV. Cualquiera de los dos, nos servirán para identificar  las DAM. En este caso, vamos a ver los criterios diagnósticos del DSM-IV:

a) Capacidad aritmética (medida mediante pruebas normalizadas de cálculo o razonamiento matemático administradas de manera individual) que se sitúa sustancialmente por debajo de la esperada en los individuos de edad cronológica, coeficiente de inteligencia y escolar acordes con la edad.

b) El trastorno del cálculo interfiere significativamente en el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que requieren habilidad para el cálculo.

c) Si hay un déficit sensorial las dificultades para el rendimiento del cálculo exceden asociadas a él.

Estos criterios se aplican pero a veces están llenos de problemas. Ya que por un lado, las escuelas dan una instrucción correcta y el niño presenta DAM a pesar de ésta. Sin embargo, el problema puede estar en que la instrucción no ha sido la correcta. Por otro lado, el sistema de selección sobre el Coeficiente Intelectual y el rendimiento, es bastante amplio por lo que un niño con un CI adecuado, puede tener dificultades en las matemáticas por otros motivos como puede ser una desmotivación en el colegio o una baja autoestima.

La manera en que se evalúe y el tipo de intervención que se adopte, dependerá en gran medida de la perspectivas de estudio en las que se sitúen los profesionales que traten este trastorno.

Share

Indicadores de riesgo en los niños de 0 a 6 años

Existen una serie de alarmas para indicarnos que un/a niño/a sufre dificultades en las matemáticas. Estas son:

– Conteo:

  • Secuencia: no realiza bien una serie numérica cuando se le pide que cuente hasta 10 objetos.
  • Partición: no lleva el control de los objetos contados y no contados.
  • Coordinación: ocurre cuando no puede contar hasta diez objetos y no lleva el control de los contados y los que no.

Existirá un problema más grave si el/la niño/a a los 4 años:

  • No hace ningún intento por llevar la cuenta de lo que ha contado y lo que no.
  • No aplica las reglas del valor cardinal.
  • No comprende la regla de la cuenta cardinal.
  • No es capaz de separar cinco objetos cuando se le pide.
  • No puede comparar entre números separados o números seguidos.

– Desarrollo del concepto de número:

  • No es capaz de seguir un orden estable al asociar números a un grupo de objetos.
  • Uso repetitivo de algunas etiquetas numéricas.
  • Dificultad para agrupar conjuntos en función de un criterio dado.
  • Creen que si cambian el objeto de lugar, el número cambia de valor.

– Adición:

  • Si tiene dificultades para determinar la relación entre un número dado y el que le sigue o precede.
  • Puede resolver los problemas de n + 1 pero no de 1 + n.

Si se identifican estas señales en un/a niño/a en el periodo de 0 a 6 años, habría que actuar de inmediato para mejorar las dificultades que ya tiene y que no desemboquen en otras más graves.

Bibliografía: Dificultades del aprendizaje en las matemáticas. Miranda, Ana; Fortes, Carmen; Gil, María Dolores. Ediciones Aljibe.

Share

Factores de riesgo en el aprendizaje de las matemáticas

Los factores de riesgo aumentan las probabilidades de que un/a niño/a desarrolle dificultades en el aprendizaje de las matemáticas. Pero el grado de estos problemas varía de un individuo a otro.

Estos factores pueden ser:

  1. Constitucionales: influencias hereditarias y anomalías genéticas; complicaciones prenatales y durante el nacimiento; enfermedades y daños sufridos después del nacimiento; alimentación y cuidados médicos inadecuados.
  2. Familiares: pobreza; malos tratos, indiferencia; conflictos, desorganización, psicopatología, estrés; familia numerosa.
  3. Emocionales e interpersonales: patrones psicológicos tales como baja autoestima, inmadurez emocional, temperamento difícil; incompetencia social; rechazo por parte de los iguales.
  4. Intelectuales y académicos: inteligencia por debajo de la media, trastornos del aprendizaje; fracaso escolar.
  5. Ecológicos: vecindario con delincuencia y desorganizado; injusticias raciales, étnicas y de género.
  6. Acontecimientos de la vida no normativos que generan estrés: muerte prematura de los progenitores; estallido de una guerra en el entorno inmediato.

Esta serie de variables afectan al desarrollo de los/as niños/as y pueden desencadenar, entre muchos otros, dificultades en las matemáticas.

Share